Webs del Grupo Intercity

Adrián Kovács: Motivación a través de objetivos

Adrián Kovács es de Hungría. Empezó a jugar a baloncesto en su país a la edad de 6 años. Un intercambio le permitió viajar a España al cumplir los quince años, tiempo que aprovechó para aprender el idioma, y también para seguir jugando a básket. Estuvo una temporada en las filas de San Agustín del Guadalix, en Madrid, antes de trasladarse a Alicante, ciudad en la que reside y en la que entrena a dos equipos de la Fundación Lucentum: el S. Meridiano FLBA Cadete B y el S. Meridiano FLBA Benjamín.

cadete-b

Pregunta. ¿Cómo empezaste a entrenar equipos?

Kovács. Conocí a un entrenador húngaro en un campus y gracias a su influencia, a trabajar con él, comencé a interesarme por el tema de entrenar. A partir de ese momento me puse manos a la obra y cada año me he sacado un curso hasta convertirme en entrenador titulado.

¿Cómo surge la ocasión de entrenar bajo la disciplina de la Fundación Lucentum?

K. Como soy de Hungría, a través de mí nos invitaron a un torneo en mi ciudad natal. Fuimos con el equipo cadete hace tres años y tras volver de ahí me quedé con el grupo. Para entonces tenía ya el título de entrenador y decidimos junto a mi predecesor, que me hiciera cargo del equipo.

Hablando del S. Meridiano FLBA Cadete B, ¿qué puedes decirnos del equipo? ¿Cómo son tus jugadores?

K. Es una buena generación. Da gusto trabajar con ellos: tienen ganas de aprender y eso es lo más importante. Es un grupo bastante interesante ya que llevan mucho tiempo juntos, por lo que hacer equipo ya no es un problema. Además de un equipo son amigos, lo que consigue que la conexión entre ellos se note tanto a la hora de entrenar como de jugar los partidos. Después de tres meses juntos ya comprenden mi filosofía de trabajo y están acostumbrados a la carga de esfuerzo y el estilo que marco, por lo que creo que podemos dar el salto al nivel siguiente.

«Para mí quedar invicto era lo de menos. Trabajar mucha técnica individual, que jueguen todos y que vayan mejorando día tras día es mi objetivo principal», Adrián Kovács.

El equipo está invicto todavía, con tres victorias de ventaja a falta de tres partidos por disputarse, por lo que prácticamente habéis asegurado ya la primera plaza. ¿Qué objetivo se marca el equipo a partir de ahora?

K. Para mí quedar invicto, primero o segundo, era lo de menos desde un principio. Como todos ellos son jugadores de primer año, mi idea es trabajar mucha técnica individual con ellos, que jueguen todos y que vayan mejorando día tras día. El resultado no es tan importante ahora mismo, sino que busco que el año que viene, cuando ellos compitan en autonómico, el club tenga 8-10 jugadores preparados para esa categoría.

¿Crees que puede haber un poco de relajación entre los jugadores en estas últimas jornadas al verse ya primeros?

K. No lo creo. Marco diferentes objetivos para ellos en cada partido más allá de resultados. Por ejemplo, que mis hombres grandes suban el balón, que los más bajitos hagan otro tipo de trabajo, para que así se vayan dando cuenta de las dificultades que pueden tener en cada posición. De esa manera pienso, y lo corroboro durante los partidos, que los mantengo motivados, porque siempre tienen algún tipo de reto que tienen que cumplir cada partido sin importar del resultado.

benjamines-3

Por sacarle un pero al equipo, parece que rinde mucho mejor en casa que fuera. ¿A qué crees que se debe, Adrián?

K. Tienes razón, aunque no me he puesto a pensar mucho en eso. Los resultados en estas edades no me importan. Lo que importa es que estén igual de motivados y con las mismas ganas de correr cuando salen a la pista, sea cual sea la cancha, y eso al final es lo que les pido. Sin embargo, sí es cierto que hay una serie de dificultades que pueden tener los niños a estas edades cuando juegan fuera. De todos modos, lo que de verdad importa y en lo que estoy centrando mi esfuerzo es en que cada niño tenga un trabajo personalizado y una atención personalizada para lo que necesiten.

Hablamos ahora sobre el otro equipo que entrenas, el S. Meridiano FLBA Benjamín, que ha empezado mucho más tarde la competición y solo ha disputado tres partidos. ¿Qué puedes decir de los más pequeños de la Base de la Fundación Lucentum?

K. El primer partido lo perdimos contra Fundesem y nos ha venido bien, la verdad. Este era un grupo que el año pasado ganaba todo y en ellos sí que se sentía un poco de relajación. En el primer partido íbamos un poco relajados, no sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar y se perdió. Sin embargo, los niños están trabajando muy bien y llevo más o menos la misma idea del trabajo con ellos: trabajar muchísima técnica individual y trabajar por estaciones para que cada uno haga mucho volumen de trabajo. Es otro muy buen grupo, con 16 jugadores que están muy implicados, que tienen muchas ganas, que tienen mucha ilusión y vienen siempre con ganas de entrenar y de jugar los partidos. Estoy muy contento con el trabajo de ellos.

Para acabar, ¿alguna meta de futuro que te marques como entrenador?

K. No me he puesto objetivos a largo plazo. Sigo aprendiendo, cada día veo vídeos y partidos, intento aprender lo máximo posible. La de entrenador es una profesión en la que si lo vas dejando te vas deteriorando como profesional. Todos los días tienes que trabajar y aprender. Es una profesión difícil y ya se verá qué trae el futuro.

javalambre

Cuadrangular Comarca Gúdar Javalambre

Entre el 18 y el 20 de diciembre, el S. Meridiando FLBA cadete B entrenado por Adrián Kovács disputará el Cuadrangular de la Comarca de Gúdar Javalambre, una experiencia «nueva e interesante» según el entrenador lucentino. El torneo supone una oportunidad de oro para que el equipo siga compitiendo en unas condiciones distintas a las habituales. «Para ayudarnos en el apartado físico, contaremos con una fisio y haremos un trabajo específico para que se recuperen. Prestaremos la máxima atención posible a que descansen, ya que lo más seguro es que disputemos cuatro partidos en tres días», afirma Kovács.  El torneo será muy igualado, ya que enfrentará a equipos «muy parejos que son todos ellos determinantes en sus respectivas ligas», añade.

El primer partido que jugará el S. Meridiano FLBA cadete B en este torneo será frente a L’Horta Godella, el equipo contra que el perdieron el año pasado en la F4, lo que supone un extra de motivación para el equipo.