Webs del Grupo Intercity

Miguel Ortín es el segundo para Plata

El trabajo constante da sus frutos, Miguel Ortín (Sax, 1998) es la prueba. El joven jugador de la cantera se convirtió en el lucentino más precoz en debutar con el primer equipo. De cadete se fue al Real Madrid a probar suerte y regresó para ayudar al Lucentum en 2014.

La pasada temporada tuvo que compaginar entrenamientos y partidos del Júnior y el Primera Nacional. Con el Júnior, Ortín quedó tercero en la Final Four Autonómica y se alzó con el MVP del torneo. También fue duodécimo en el campeonato de España; suyos fueron los 40 puntos de valoración que metieron al equipo en octavos de final. Con el Primera Nacional, el base sajeño jugó la Final Four a Liga EBA anotando una media de 4.1 puntos por partido, 2.19 rebotes por encuentro en unos 17 minutos de juego de media.

La energía y la progresión de Ortín no han pasado desapercibidas para la dirección deportiva. Miguel Ortín, Miki, tendrá un hueco en el equipo de LEB Plata la próxima temporada, y recogerá en el segundo equipo de Primera Nacional los minutos que precisa para seguir puliendo errores, aprendiendo y mejorando. Ortín es el estandarte de la base FLBA.

infografia miki

Habla Zapata: ¿Cómo juega Ortín?

«Pese a su estatura, es un base muy físico, no rehúye el contacto y eso es importante en un jugador de su edad«, dice Zapata. Para el técnico de la FLBA, muchos son los valores que Ortín aportará al grupo: «Es agresivo de cara al aro y sólido en defensa, va a aportar la juventud, ambición y trabajo que el grupo precisa para ser mejor». Espera el preparador que «suba el nivel de entrenamientos con su capacidad de sacrificio y sus ganas de hacerse un lugar en el equipo».

Miki-Ortin-MVP-Final-Four-2-24-04-16

Un base clásico. El fuerte del sajeño reside en la lectura que hace del juego. Su baloncesto es hacer mejores a sus compañeros. Recuerda Zapata, además, que «Ortín se ha formado en Alicante, sabe qué representan los colores lucentinos y los siente como suyos, lo que le convierte en el estandarte de la Base, el jugador en el que todos los jóvenes deben fijarse».

«Espero una implicación total ante la oportunidad que le ofrece el club. Quiero que Miki suba el nivel de los entrenamientos con su esfuerzo y sacrificio, pero sobre todo que mejore durante la temporada en diversas facetas del juego para que cuando le llegue su momento el equipo confíe plenamente en su dirección de partido», Miguel Á. Zapata

Miguel Ortín es presente y futuro del baloncesto Lucentum. Zapata le conoce bien, le tuvo a sus órdenes en el segundo equipo de la FLBA, subiendo a Miki desde el júnior. «Estoy contento de contar con un jugador con el carácter, la ambición y el margen de mejora que tiene Miki», cuenta Zapata. Ortín precisará en cualquier caso un periodo de adaptación, «el natural de cualquier júnior que da el salto a una liga profesional». Por ello entiende el entrenador que el segundo equipo ejercerá una labor importante para darle a Ortín los minutos que le costará tener en Plata.

Un vídeo publicado por Fundación Lucentum (@fundlucentum) el

¿Qué opina Miguel Médicis de Ortín?

«Es un base rápido, duro y gran defensor», valora el Vicepresidente Deportivo. Un jugador que «no tiene miedo a nada ni a nadie, muestra un gran desparpajo y está ante una gran oportunidad».

El directivo espera que Ortín mejore en el tiro y en la comprensión del juego: «Es un orgullo para nosotros que esté en el primer equipo, aunque todavía se encuentre en proceso de formación y dispute muchos minutos con nuestro equipo de Primera Nacional para seguir mejorando y progresando».

Para Médicis, «Ortín se ha ganado estar en el equipo de LEB Plata, su compromiso, trabajo e implicación con el club es absoluto».

Final-Four-junior-Meridiano-fundacion-lucentum-60-63-Valencia-B-C-23-04-16 (32)

Miguel Ortín, de Sax a la Fundación Lucentum

«Empecé a jugar a baloncesto a los 6 años en el equipo de mi pueblo, el CB SAX», recuerda Ortín. «Empecé a fijarme en la gente que me rodeaba, lo sigo haciendo, puedo aprender directamente de ellos, de mis compañeros, de los jugadores del sénior, gente como mi hermano o mis amigos», dice inmerso en un proceso de aprendizaje constante y necesario en la vida.

Reconoce que el lanzamiento a canasta no es su fuerte: «Necesito mejorar mi tiro desde todas las posiciones, no solo desde la línea del 6.75». «Para mí el éxito es saber lo que tienes que hacer en cada momento y ser capaz además de hacerlo, para ello no hay más secreto que trabajar, tener claro tu objetivo y los pasos a dar para conseguirlo», reflexiona.

Picken-Claret-52-78-Meridiano-Fundacion-Lucentum-junior-24-04-16 (7)

Valora Miki la pasada temporada como «ascendente», quizás por el mal inicio. «Me costó mucho arrancar la temporada, venía de una operación por una lesión en la mano y empecé más tarde que el resto, después de tres meses parado noté esa falta de ritmo tanto en el júnior como en el Nacional», dice, «aunque acabé muy a gusto en los dos equipos, gracias a los compañeros». «El equipo fue formándose poco a poco, creando un grupo cada vez más fuerte en el que era fácil sentirse cómodo», admite el base.

«Durante la temporada», cuenta, «pasas por muchos altibajos, no solo a nivel deportivo sino también en otros ámbitos que afectan a tu juego». Este curso Ortín ha tenido que compatibilizar la Fundación Lucentum con su acceso a la Universidad, una presión añadida que, finalmente, «no ha supuesto un problema».